Currículum Vitae

Un buen currículum vitae puede ayudarte a entrar en el ámbito laboral. Aquí podrás encontrar algunas ideas y consejos para que puedas preparar tu currículum en formato doc.

Confeccionar un currículum vitae, con la estructura adecuada y un formato adecuado es más complicado de lo que parece. Este artículo lo puedes usar como guía para crear un currículum de calidad en menos tiempo de lo que te imaginas.

¿Qué es un Currículum Vitae o CV?

El Currículum Vitae lo podemos definir como un documento en el que un candidato a un puesto laboral expone sus información académica, su trayectoria laboral, y sus habilidades para optar al empleo en cuestión. Sin embargo, se debe crear un texto ameno, digerible y que vaya directamente a lo que piden en el proceso de selección, algo complicado.

Desde esta web te ofrecemos una completa guía para confeccionar tu propio CV. Aprenderás las diferentes claves para que puedas crear una plantilla de currículum que se adaptará a diferentes empresas o puestos de trabajo.

La importancia de crear un buen Currículum Vitae

Hay muchos detalles que pueden hacer que un Currículum Vitae funcione. Debemos tener en cuenta que este documento debe representarnos, decir lo mejor de nosotros mismos. Digamos que es una manera de vendernos.

Si tu trayectoria ha sido muy larga, tendrás que seleccionar la información más importante, resumiendo tu experiencia laboral, estudios, habilidades, incluso algunos rasgos de tu personalidad que acrediten que eres el adecuado para el puesto al que se está aspirando.

Incluso hasta los que salen mejor preparados la mercado tienen problemas para confeccionar su propio CV. Debes encontrar la manera de llamar la atención del entrevistador, de persuadirle de que eres la mejor opción. La idea es que puedas acceder a una entrevista en donde desarrollarás los puntos indicados en el currículum.

Piensa en la cantidad de currículums que llega al departamento de Recursos Humanos de una empresa. Si quieres que realmente se fijen en ti, la única manera será encontrar un CV ganador, que destaque y tenga una historia que contar.

¿Cuáles son las características de un buen CV?

Todo el mundo puede hacer un buen currículum, pero hacer un buen currículum es algo muy distinto. Tendremos que valorar una serie de características, como la que vamos a ver a continuación:

Legible

El currículum debe ser lo más sencillo posible. Si el reclutador necesita estar descifrando cada línea para saber lo que quieres decir, mala cosa. Una cantidad excesiva de información, datos inacabados o sin ningún orden te restará puntos. Conseguir que tu currículum sea legible debe ser una prioridad.

Diseño

No son importantes tan solo los datos del currículum, también se debe tener en cuenta el diseño del mismo. Esto incluye distribuir los datos de una forma lógica para que el reclutador pueda ir al apartado que necesite. Existen diferentes plantillas y géneros para que puedas elegir aquella que se adapte mejor a lo que quieras decir.

Estructura

Cada currículum es un mundo. Dependiendo de tu experiencia, estudios, entre otros criterios, elegiremos una estructura diferente:

  • CV cronológico: es la mejor opción si queremos mostrar nuestros datos de forma cronológica, ascendente.
  • CV Funcional: es aquel CV que destaca más las habilidades que la trayectoria laboral. También es una buena opción por si hemos estado algún periodo sin trabajar y no podemos dar ninguna explicación de lo que hemos estado haciendo.
  • CV Combinado: es una opción muy versátil. Tal y como podemos deducir de su nombre, el CV Combinado reúne las características del currículum cronológico y combinado. Se recomienda para aquellas personas que buscan cambiar de ámbito profesional.

Estas 3 estructuras son básicas, pero no tienen porque ser fijas. Es importante tenerlas presentes, pero las puedes modificar tanto como lo necesites. Encuentra la forma de potenciar la curiosidad de aquel que lo lea y de resaltar ciertos datos. Así destacarás entre miles de aspirantes.

Tips para redactar un buen currículum

Un currículum vitae se tiene que convertir en tu marca personal, por lo que no podemos redactar cualquier cosa. Supone la primera toma de contacto que tendrá el reclutador contigo.

Aquí podrás encontrar algunos consejos que te ayudarán a dar con el currículum perfecto.

Pero lo que te debe quedar claro es que debes encontrar la forma de potenciar tus puntos fuertes y adaptarlos de alguna manera a los requisitos para el puesto.

No cometas el error de engañar, ya que las mentiras las terminarán pillando tarde o temprano. Sin embargo, potenciar tus puntos fuertes y tratar de camuflar tus puntos débiles puede funcionarte bastante bien.

Sin más dilación, en los siguientes apartados podrás encontrar algunos consejos básicos para potenciar tus conocimientos y experiencia en el Curículum Vitae.

Tómate tu tiempo para elegir el formato

Ten en cuenta que existen muchas plantillas que se pueden adaptar a diferentes perfiles y empresas.

Debes elegir un buen formato y una estructura que se adapte a las circunstancias. Entre tantos ejemplos, la elección puede ser un tanto complicada. Sopesa las ventajas y las desventajas de las diferentes opciones antes de elegir.

Un currículum no es algo que se pueda diseñar de la noche a la mañana: si realmente quieres tener éxito, tómate tu tiempo.

Empezando

  • Titular: en el titular debes escribir tu nombre y los datos de contacto.
  • Introducción: también tendremos que redactar una introducción sencilla que revele la intención de nuestro Curículum Vitae. Elige bien el formato que va a tener el resumen, ya que así conseguirás despertar el interés del reclutador y no pase al siguiente currículum.

Si el currículum vitae es la primera toma de contacto con el aspirante, el titular y la introducción del documento son elementos que aseguran que el documento se terminará leyendo y no se desechará.

Te recomendamos utilizar, en la medida de lo posible, verbos en presente y no en voz pasiva.

Los comienzos son duros, y más cuando estamos hablando de un documento que puede condicionar tanto nuestra vida laboral, y nuestra vida en general. No dudes en utilizar nuestras plantillas, ya que así no tendrás que empezar desde cero.

Palabras clave

Ya tienes lo básico para empezar a redactar tu currículum vitae. Con nuestros consejos podrás tener un impulso extra, pero tendrás que trabajar bastante para conseguir el resultado deseado. Recuerda que lo puedes moldear a tu antojo.

Te recomendamos crear un currículum por cada compañía y oferta laboral. Antes de empezar, recopila la máxima cantidad de información sobre la entidad. Así podrás conocer sus cualidades y relacionadas con tus aptitudes. También es interesante utilizar palabras clave para reafirmar tu interés en la oferta, aunque conviene no excederse con el uso de las mismas.

Estas son algunas secciones con palabras clave que puedes incluir: habilidades, destrezas, idiomas, intereses personales, publicaciones, certificaciones, referencias, voluntariado…

No siempre resulta interesante ponerlas: es posible que, dependiendo de cada currículum, algunas no tengan demasiado sentido.

Piensa que cada currículum es único y se debe adaptar a cada perfil, puesto laboral y empresa en cuestión.

Repaso

Conforme vayas integrando nuevos elementos en tu Currículum Vitae, no estaría de más que lo repasases.

Usando nuestras plantillas, y un programa como Word podremos asegurarnos de que la alineación sea la correcta, de usar siempre el mismo tipo de letra, de que los márgenes y los espacios estén siempre cuidados, entre otros criterios. Si usas una herramienta de texto no adecuada, es posible que todo se te descuadre y tengas que volver a empezar.

Como ya hemos comentado, el currículum debe ser fácil de leer. Es importante elegir hasta un tipo de letra que facilite la lectura, hasta el estilo adecuado. Puedes usar la negrita, cursiva y subrayado para destacar algunas cosas, pero nunca abuses. Si lo haces, el currículum será aburrido y no tendrás nada especial que aportar a la empresa.

Recuerda optimizar tu currículum integrando encabezados, títulos y los subtítulos correspondientes. Puedes agregar diferentes fuentes, pero no te recomiendo poner más de 2.

Una vez que acabes, revisa todo una y otra vez. Vuelve a leer el currículum para confirmar que has conseguido el resultado que necesitas. No estaría de más que lo leyese otra persona para poder identificar cualquier fallo o error que set e pueda haber pasado.

Importante: el currículum se acompaña de una buena carta de presentación.

¿Cuál es la extensión más adecuada para un currículum?

Tenemos que ponernos en la piel del reclutador: esta persona recibirá cientos de currículum y apenas tendrá unos minutos para poder hojearlos. Para captar su atención, es importante condensar la información.

Es muy habitual preguntarse por la extensión de un currículum vitae y sobre los contenidos que debe tener. Dependiendo de la información de cada tipo, un CV podría ser más largo que otro.

Lo cierto es que no existe una extensión mínima prefijada, y el soporte en el que se va a imprimir también es importante (lo más común es que sea una hoja din A4). La misma extensión se usará para otros documentos, como para la carta de presentación.

Si quieres extenderte algún documento (como certificados o diplomas) no lo desarrolles en el currículum: lo mejor es anexarlo.

Aunque, por norma general, hay que condensar el currículum, hay excepciones. Dependerá de la información que quieras que se vea y la que realmente sea importante para el puesto de trabajo.

No te olvides de incluir una carta de presentación. En la misma puedes explicar ciertos aspectos que no deberías tratar con tanto detalle en el CV, como las motivaciones que te han inspirado para presentarte al puesto de trabajo.

Antes de pensar en la extensión del currículum, debes pensar en las secciones para tener claro que es lo que debes incluir y lo que no.

Añade tan solo lo relevante, lo necesario y sigue estos consejos para saber lo que es y lo que no.

  • Olvídate de extender con oraciones hechas y frases que tan solo buscan rellenar.
  • Desecha aquella información que no tiene relación con el puesto deseado.
  • Recuerda que siempre puedes presentar datos anexos para no sobrecargar el currículum.
  • No te recomendamos crear un currículum demasiado informal.No es interesante poner las calificaciones de los estudios; en la práctica, no suelen tener mucha relevancia.
  • Si necesitas ayuda, existen los editores de currículum que pueden ayudarte con la confección de tu CV.

Ventajas de usar una plantilla para confeccionar tu currículum

Las plantillas te permiten partir de una estructura ya hecha para que no tengas que empezar desde cero. De una misma plantilla se pueden tener muchos currículums completamente diferentes, porque son totalmente personalizables.

Debes tener en cuenta que existen plantillas que se adaptan a diferentes perfiles: por ejemplo, a aquellos que no tienen experiencia profesional, a universitarios, autónomos, a empleados de un sector diferente a la oferta a la que quieren optar, etc.

Las plantillas también se diseñan en base a los tipos de currículum disponibles (cronológicas, combinadas, aquellas que se enfocan en las habilidades, etc).

Nuestra última recomendación es que tengas presentes ejemplos reales de lo que se puede hacer con la plantilla que cuentas. Así tendrás una guía que te lo pondrá todo más fácil.

Ponte a buscar la plantilla perfecta y verás como consigues un CV perfecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba