Tarjeta de empleo

La tarjeta de empleo, conocida también como DARDE, es un documento que debes solicitar desde el momento en el que te quedas sin trabajo. Con la misma tendrás acceso a la prestación por desempleo (si te corresponde).

Descúbrelo todo sobre esta tarjeta aquí.

Todo lo que debes saber sobre la tarjeta de demanda de empleo/DARDE?

Popularmente llamada tarjeta del paro, es un recurso que te abrirá las puertas a pedir varias prestaciones o ayudas.

Una vez que la obtienes, tendrás que renovarla en el plazo estipulado, o podrías llegar a perder la prestación.

¿Qué datos aparecen en el DARDE?

      1. Datos personales

En la tarjeta de empleo aparecerán todos aquellos datos que identifican al solicitante, como podría ser el número de identificación (DNI o NIE). El nombre, los apellidos, la dirección en la que reside, etc.

Pero también podemos encontrar datos relativos a su estado laboral: si es un trabajador en activo, si está desempleado, si está solicitando empleo, entre otros estados.

      1. Fecha de inscripción como solicitante de empleo

Esta fecha vendrá indicada en el DARDE y se tendrá como referencia para determinar cuanto tiempo lleva el solicitante en esta situación. Además de ser un dato clave a la hora de demandar determinadas ayudas, también se utiliza para calcular cuando habrá que proceder con la renovación de la tarjeta.

      1. Datos para la renovación online

Aunque si bien es cierto que la renovación se puede hacer a través de una oficina física, lo más cómodo es renovarlo por Internet. En el DARDE nos aparecerá toda la información necesaria (como los códigos correspondientes) para que podamos hacer todo el proceso por nuestra cuenta, sin necesitar ayuda.

      1. Fecha de renovación

En el documento también aparece la fecha en la que nos tocará sellar el paro. Es decir, el momento exacto cuando tenemos la obligación de renovarla. Si no lo hacemos, podríamos llegar a perder la prestación.

      1. Datos de interés sobre el DARDE

En la tarjeta de empleo también veremos otros datos en forma de advertencia que te recomendamos no olvidar:

·Si la fecha de renovación coincide con un día no hábil, podremos renovarlo al día siguiente sin problemas.

·En el caso de que se nos pase la fecha de renovación, podríamos llegar a tener un tipo de sanción (si es un par de días, dependiendo de la Comunidad, podrían dejarlo pasar). Esto es muy importante, ya que podríamos perder la prestación si no renovamos a tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba